El día 14 de agosto de 1970 se inauguró el estadio de Montilivi, la nueva perla de la ciudad. Era el segundo campo de que disponía el Girona, después de que Vista Alegre hubiera hecho servicio durante casi 50 años. A principios de la temporada 1967-68, la directiva proyectó la construcción de un nuevo campo que, además de ofrecer cuatro veces más espacio que el estadio de Vista Alegre, sería patrimonio del club. El sueño se hizo realidad y en verano de 1970 el club pudo ofrecer a los aficionados tres jornadas consecutivas de fútbol de élite: el 14 de agosto, partido inaugural entre el Girona y el FC Barcelona y el 15 y 16, la primera edición del trofeo Costa Brava con estas semifinales: Borussia Neurnkirchen (Alemania) - Valencia CF y RCD Espanyol - San Lorenzo de Almagro (Argentina).

El Girona FC – FC Barcelona congregó 25.000 espectadores en Montilivi (lleno absoluto). Ganó el Barça 3-1. El equipo que presentaron los azulgrana fue el siguiente: Reina, Rifé, Eladio, Gallego, Torres, Fusté, Reixach, Dueñas, Bustillo, Zabalza y Marcial. Vivolas marcó el primer gol del Girona en Montilivi. 

Catorce años después de la inauguración, el Girona FC perdió patrimonio con la municipalización de Montilivi, una solución de emergencia aprobada durante una asamblea tumultuosa. Las deudas sacudían la entidad y se corría un serio riesgo de que el club se produjera un vacío de poder. Jordi Geli dejaría la presidencia y Joan Mis le sucedería.

El pasado 17 de setiembre de 2018 el Pleno del Ayuntamiento de Girona acordó aprobar definitivamente la adjudicación de la concesión demanial del Estadio al Club por un periodo de 50 años.

En el 2020, el Estadio Montilivi celebra su 50° aniversario.