ES

PRÈVIA Girona vs. Sevilla

El Girona intentará arrancar la segunda vuelta en Montilivi con victoria ante un Sevilla necesitado de reacción

El Girona recibe el Sevilla en el primer partido de la primera vuelta a casa. Los rojiblancos quieren volver al camino de la victoria después de empatar en Almería, y enfrente se encontrarán a un rival en horas bajas que necesita reaccionar. Acostumbrados a luchar por competiciones europeas, están teniendo una temporada muy complicada desde el inicio y tienen los sitios de descenso muy cerca. Son decimoséptimos con 16 puntos, y tan solo les separa uno de las posiciones rojas. Encadenan tres derrotas consecutivas en las últimas tres jornadas, y a pesar de ir por el tercer entrenador en media temporada, todavía no han encontrado reacción. En Copa, eso sí, ganaron esta semana al Getafe y están clasificados por los cuartos.

Igual que la temporada pasada con Mendilibar, los andaluces han optado para traer un técnico que conozca bien la liga y que ya haya estado en situaciones similares antes. Con pasado en el Atleti, el Espanyol, el València o el Getafe, Quique Sánchez Flores las ha visto de todos los colores y también ha vivido experiencias internacionales con el Watford. Su estreno en Sevilla no ha sido muy bueno, con tres derrotas en cuatro partidos de liga. Antes, Mendilibar y Diego Alonso tampoco pudieron hacer funcionar un grupo de talento y que mantiene el bloque que el curso pasado ganó la Europa League, pero que ha entrado en una mala dinámica. Un rival peligroso por la necesidad de rehacerse y que cuenta con nombres destacados como En-Nesyri, máximo anotador con cinco dianas, Sergio Ramos, Rakitic o Ocampos, entre otros.

Precedentes muy equilibrados entre Girona y Sevilla, con cuatro victorias para los catalanes y tres para los andaluces. En la primera vuelta, dos goles de Yangel Herrera y Aleix García permitieron irse del Pizjuán con los tres puntos, y los de Míchel encadenan ya cuatro partidos consecutivos ganándolos. En Montilivi, dos victorias y una derrota contra un equipo con el que nunca hemos empatado.