ES

Remontada con estilo propio

El Girona mantiene el ritmo con un tramo final de locura y sigue colíder antes de visitar la próxima semana el campo del Barça

Cada vez cuesta más encontrar adjetivos para definir lo que está haciendo este equipo. Los hombres de Míchel Sánchez han vuelto a protagonizar una tarde de locura en Montilivi con una remontada in extremis que ha permitido sumar tres puntos de oro y seguir coliderando la clasificación junto con el Real Madrid. Una vez más, los rojiblancos han demostrado que no solo juegan muy bien al fútbol, sino que también tienen el orgullo y el coraje necesarios para sacar adelante partidos más espesos como los de hoy. Con esta, de hecho, ya son seis remontadas en quince jornadas.

El equipo ha llevado la iniciativa desde el inicio y se ha acercado con peligro en los primeros minutos, pero ha costado dar continuidad a las acciones de ataque durante un primer tiempo gobernado por el orden defensivo de los visitantes. A pesar de dominar la posesión en campo contrario y de tener el match bajo control, a los de Míchel les ha sido difícil romper el entramado valencianista en el último tercio, y se ha marchado al descanso sin grandes ocasiones en ninguna de las dos áreas.

Paso al frente en la reanudación, que ha arrancado con dos grandes lanzamientos de Aleix García desde fuera el área que han hecho lucir a Mamardashvili. El portero visitante se ha vestido de héroe para mantener con vida a su equipo y, justo después, Hugo Duro ha aprovechado una imprecisión atrás para encarar Gazzaniga y superarlo con una picadita perfecta en el 56'.

El gol ha reforzado el guión del Valencia, cerrado atrás y esperando aprovechar los espacios al contraataque. Foulquier ha estado a punto de conseguirlo con una doble ocasión clara, pero las riendas del match las ha cogido el Girona, que ha hundido a los visitantes y los ha sometido con mucha autoridad. La conexión Couto-Stuani ha revolucionado el partido, y han encontrado la forma de convertir el dominio en ocasiones claras de gol, que es el que más estaba costando.

El uruguayo ha avisado con un primer cabezazo que ha desviado Mamardashvili, y en las siguientes ya no ha perdonado. El primer gol ha llegado en el 82', aprovechando una centrada de Couto cerrada desde el lado izquierdo que ha entrado a rematar en el segundo palo. El instinto de Stuani ha vuelto a encontrar premio seis minutos más tarde, provocando el autogol de Mosquera después de otra centrada de Couto, que esta vez ha ganado la profundidad y la ha puesto rasa al área para que el '7' hiciera lo que mejor sabe hacer.

Todavía antes del final, el árbitro ha anulado el tercer gol a Savinho por un fuera de juego previo después de revisarlo durante un largo rato en el VAR, pero el Girona suma tres puntos importantísimos para seguir soñando en grande. El próximo domingo el equipo visitará Montjuic como líder para enfrentarse al Barça.